Termohigrómetros

DS-0755L-2

Medidor de temperatura y humedad de alta resolución.

  • Admiten sensores Pt100, termopar (con adaptador), y humedad
  • Alta precisión 0.03 ºC
  • Medida diferencial

Los termohigrómetros son productos de laboratorio que permiten medir la temperatura y humedad relativa o “RH”. Los termohigrómetros son un instrumento obligatorio para cumplir la normativa (GMP) marcada por las autoridades reguladoras sobre el buen estado de conservación de productos en múltiples campos como el sector alimentario y farmacéutico, entre otros.

https://www.labprocess.es/termohigrometro-p755-log

DS-0755L-2

Medidor de temperatura y humedad de alta resolución.

https://www.labprocess.es/termohigrometro-p750

DS-0750-2

Medidor de temperatura y humedad de alta resolución.

https://www.labprocess.es/de-graph-windows-software

Cat nº DS-5090-0081

DE-Graph Windows. Para documentación online y calibración. Cable incluido.

https://www.labprocess.es/termohigrometro-560

Cat. nº DS-560

Termohigrómetro portátil con sonda integrada.

https://www.labprocess.es/termohigrometro-digital-de-bolsillo

Cat. nº DS-5020-0025

Termohigrómetro digital de bolsillo, con función Auto-Off y punto de rocío

https://www.labprocess.es/termohigrometro-digital-de-bolsillo-0

Cat. nº DS-5020-0016

Termohigrómetro digital de bolsillo, con función diferencial y función MAX-MIN

Los termohigrómetros, instrumentos para la medición de la humedad relativa

Los termohigrómetros son los instrumentos utilizados para medir la temperatura y humedad relativa o “RH”, es decir, calcula la cantidad de agua en el aire en forma de vapor, comparándolo con la cantidad máxima de agua que puede ser mantenida a una temperatura concreta.

La humedad relativa es la relación entre la humedad absoluta y el vapor de saturación, expresada en %. La humedad relativa (HR) de una mezcla de aire y agua se define como la relación de la presión parcial de vapor de agua (PH2O) en la mezcla a la presión de vapor de equilibrio del agua (P*H2O) sobre una superficie plana de agua pura a una temperatura concreta. Para calcular el HR, se emplea la siguiente fórmula matemática:

                                                                      HR= (PH2O)/ (P*H2O)

Por tanto, por ejemplo, si la humedad es del 50% a 23°C, esto indica que el aire contiene el 50% del nivel máximo de vapor de agua que podría mantener a esa temperatura. En cambio, si midiera 100% de humedad relativa, indicaría que el aire está en su máxima saturación.  

Cuando el aire húmedo entra en contacto con una superficie o aire más frío, el vapor de agua condensa y produce gotas de agua, un fenómeno que se conoce como 'punto de rocío'.

La humedad relativa depende fuertemente de la temperatura. También la presión cambia la humedad relativa: si ésta se duplica (a temperatura constante), la humedad relativa aumentará en un factor de dos.

La humedad relativa influye tanto en las personas como en objetos, materiales o productos, por lo que es de suma importancia tener un control sobre ella. Por ejemplo, si la humedad es muy baja, extrae humedad, resecando el ambiente; en cambio si es muy alta (cerca de la saturación) transfiere humedad, con las consecuencias debidas a este fenómeno.

Aplicaciones de los termohigrómetros

En la actualidad, los termohigrómetros son instrumentos obligatorios para cumplir la normativa (GMP) sobre el buen estado de conservación de productos, alimentos, medicamentos, etc. ya que las autoridades competentes se encargan de realizar inspecciones periódicas para controlar y verificar que se cumpla la regulación.

Los termohigrómetros, por tanto, tiene múltiples aplicaciones en sectores muy diversos como pueden ser:

  • Museos: con el objetivo de evitar el deterioro de las obras de arte se emplean los termohigrómetros para controlar la humedad relativa de las diferentes salas.
  • Bibliotecas: en estos edificios es indispensable contar con termohigrómetros para asegurarse tanto de la conservación de los libros y otros materiales como del adecuado manteniendo de la calidad del aire para los usuarios.
  • Hospitales y edificios públicos: como hemos dicho, la humedad relativa afecta también a las personas, así que, para garantizar una excelente ratio entre temperatura y humedad, se emplean termohigrómetros que mantienen la calidad del aire interior.
  • Invernadero: a fin de disponer las condiciones óptimas para el crecimiento de las plantas.
  • Centro de datos: los equipos informáticos necesitan unas condiciones específicas de temperatura y humedad, por lo que es imprescindible disponer de termohigrómetros para controlarlo.
  • Almacenes: puertos y aeropuertos, fábricas, laboratorios, grandes superficies… Por ejemplo, en el sector farmacéutico es obligatorio controlar las temperaturas de almacenamiento, ya que una temperatura excesivamente alta o baja puede afectar a la calidad de los medicamentos y deteriorar el producto hasta incluso perder su eficacia y ser perjudicial para la salud.
  • Laboratorios

Recomendaciones de uso de la sonda HR en los termohigrómetros

En caso de haber riesgo de condensación, el montaje de la sonda para la medición de humedad debe realizarse de forma horizontal, para evitar el posible goteo de agua a través de la sonda y el cable. Asimismo, es necesario dejar que el aire circule alrededor de la sonda para asegurar la temperatura.

En ambientes de humedad (> 90%), una diferencia de 2°C podría hacer que el agua se condensara en el sensor y éste podría tardar horas en secarse, por lo que podría verse afectada tanto la precisión del termohigrómetro como su desempeño, dejando incluso de funcionar.

Tipos de termohigrómetros

En LabProcess contamos con una amplia gama de termohigrómetros como el modelo P755 LOG, por ejemplo. A continuación, te explicamos cuáles son sus principales características y el factor principal que determina su elección.

La gran mayoría de los termohigrómetros que encontramos hoy en día en el mercado son portátiles, por su facilidad de transporte y la posibilidad de efectuar mediciones en diferentes localizaciones, mapeos de almacenes, etc.  La elección de un modelo u otro dependerá básicamente de la aplicación, teniendo en cuenta el tipo y forma de la sonda: formas planas para la medida en papel o cartón, forma de punta para medida en granos, etc.

Asimismo, gran parte de los termohigrómetros cuentan también con un registro de datos (datalogger), que además de efectuar la medición, permiten guardar lecturas con información de fecha y hora y, posteriormente, descargar los datos en el ordenador para obtener hojas de cálculo, u otros formatos. Este tipo de termohigrómetros incluyen:

  • Cálculo del punto de rocío
  • Temperatura máxima y mínima
  • Cálculo de valores medios
  • Alarmas acústicas y ópticas en caso de exceder valores límites
  • Conexión con ordenador

¿Tienes dudas acerca de qué termohigrómetro es el más adecuado para tu compañía? Rellena el siguiente formulario y contáctanos sin compromiso.