Cómo determinar el nivel de transparencia de un líquido mediante los turbidímetros

Cómo determinar el nivel de transparencia de un líquido mediante los turbidímetros

Los turbidímetros son el método instrumental más indicado para medir la turbidez, un valor que permite analizar la calidad del agua y determinar el nivel de transparencia de líquidos como el vino o el colutorio, entre otros.

Esta transparencia viene determinada por la cantidad, tamaño y composición de la materia suspendida en el líquido. Calcular el nivel de turbidez nos permitirá conocer, por tanto, cuál es la opacidad de ese líquido, ya que las partículas coloidales en una disolución son visibles al dispersar la luz. Por tanto, las disoluciones sin partículas en suspensión son transparentes, ya que prácticamente no dispersan la luz. Esta diferencia permite distinguir a aquellas mezclas heterogéneas que son suspensiones.

Ventajas de los turbidímetros frente a otros métodos de medición

Como hemos comentado, tanto si necesitas evaluar la calidad de las aguas como determinar el nivel de transparencia de un líquido, como por ejemplo el vino, desde LabProcess te recomendamos que emplees los turbidímetros. Existen otros productos de laboratorio -como el método disco Secchi-, pero los turbidímetros presentan algunas ventajas competitivas frente a otros métodos.

Estos instrumentos electrónicos, que utilizan celdas fotoeléctricas que miden la luz dispersada a 90º, destacan por:

  • No requerir tiempo de calentamiento
  • No necesitar reactivos: las mediciones son inmediatas
  • Facilidad de uso
  • Alta precisión y repetibilidad
  • Rendimiento a largo plazo sin necesidad de reemplazar la lámpara

Campos de aplicación de los turbidímetros

El valor de la turbidez es necesario tanto para el control en laboratorios como para el control de procesos mediante medidas on-line en potabilización de aguas, aguas residuales, acuicultura, monitoreo ambiental, piscinas y spas, entre otros.

Los turbidímetros se emplean en múltiples campos como:

  • En la potabilización de aguas: monitorización del agua potable para controlar su calidad, ya sea en el agua cruda, en la clarificación o en el agua final. En la actualidad, el agua potable municipal tiene un nivel de turbidez muy bajo (> 0.1 NTU). Sin embargo, los niveles pueden variar significativamente, por lo que se establece la siguiente correlación:

5 NTU: es el límite máximo que recomienda la OMS para el agua potable, aunque recomienda por debajo de 1 NTU (0.5 NTU para filtración directa o convencional)

4NTU: es el nivel mínimo capaz de percepción visual, aceptable para el agua del grifo

3 NTU: estándar chino para determinadas aplicaciones

1 NTU: El nivel máximo obtenido mediante un tratamiento moderno

0.1…0.2 NTU: Por debajo de estos niveles para la industria farmacéutica

  • En aguas residuales: se mide el nivel en todas las todas las etapas de tratamiento de los procesos, aunque una de las más usuales es la medida de sólidos suspendidos totales.
  • En aguas superficiales (arroyos, ríos, lagos y océanos): se realiza una medición y control continuo del sistema acuático, ya que debido a las variaciones que se producen según la estación del año y los fenómenos atmosféricos, el nivel de turbidez varía enormemente.
  • En procesos industriales: la turbidez se emplea para el control de la filtración, de lavados, refrigeración, así como en el control de la clarificación en vinos y estudios de sedimentación.

¿Te gustaría ampliar la información sobre los turbidímetros y conocer cómo funcionan estos productos de laboratorio? Nuestros especialistas te dan todos los detalles en este enlace.